Unos padres youtubers pierden la custodia de sus hijos por las ‘bromas’ que les gastaban en vídeo

Comparte este artículo en:

Y cuando crees haberlo visto todo, llega esta sentencia a unos padres youtubers que deja al Cara Anchoa muy, pero que muy lejos. Resulta que existe un canal en YouTube llamado DaddyOFive en el que unos padres (él padre biológico, ella su pareja) se dedicaban a gastar bromas a sus hijos y subir los vídeos a internet. Los contenidos de las grabaciones, lejos de ser pequeñas inocentadas, pasaban por situaciones de dudoso gusto, a las que sometían, principalmente, a su hijo más pequeño, Cody, posiblemente la cara más popular (y maltratada) del canal.

En el vídeo que tienes sobre estas líneas puedes ver una recopilación de momentos vividos por el pequeño en los que siempre acaba llorando, con ataques de ira, sufriendo altos niveles de ansiedad y sometido a un estrés innecesario y exagerado -se llega a amenazar con el suicidio. Entre las bromas más “populares” del canal estaba aquella en la que se le hizo creer que se iba a quedar solo en casa sin ir a Disney por algo que no había hecho o en la que la pareja derrama tinta en el cuarto de Cody y lo culpan, con el consiguiente ataque de incredulidad e indefensión del pequeño.

Semejantes situaciones provocaron que algunos seguidores del canal acabaran denunciando a los padres ante las autoridades por abuso, lo que ha desembocado en la retirada de la custodia de dos de los cinco hijos de la pareja (los más pequeños, entre los que se encuentra Cody). Los niños se encuentran ahora con su madre biológica.

Los vídeos del canal de YouTube ya han sido borrados y ahora solo puede encontrarse una grabación en la que la arrepentida pareja pide perdón por su “terrible error”. También ha salido a la palestra en el famoso programa norteamericano ‘Good Morning America’, en que el que defiende su inocencia apuntando que todo estaba guionizado y que las bromas “estaban planeadas”, de forma que los niños estaban al corriente “la mayor parte del tiempo”.

Después de ver algunos ejemplos… ¿te los crees o no?

Comparte este artículo en: