¿Tiene el BlackBerry Motion lo que necesita BlackBerry para resucitar?

Comparte este artículo en:

Hacía unos días que los rumores alrededor de la BlackBerry Motion, también conocida como Krypton durante su desarrollo, se habían intensificado mucho. Ayer mismo nos anticipaban su generosa batería después de que el fin de semana nos trajese imágenes y denominación definitiva , detalles que hoy ha confirmado BlackBerry haciendo oficial a su nuevo smartphone.

La firma canadiense parece mantener su nueva estrategia intentando adaptarse a las necesidades del mercado de smartphones actual, y tras el paso de un irrelevante BlackBerry Priv en tamaño enorme y un extraño BlackBerry KEYone, ambos todavía con esa idea del teclado QWERTY completo, por fin los chicos de BlackBerry se han atrevido a saltarse la norma con un “revolucionario” smartphone para el catálogo BlackBerry.

Hablamos de revolucionario no por extremadamente innovador, sino porque el nuevo Motion cambia radicalmente las líneas de BlackBerry en un intento que nos gusta, y que nos hace pensar que lo nuevo del fabricante norteamericano no pinta nada mal, realmente… ¡y sin necesidad de un teclado físico completo!

Un BlackBerry ‘powered by Android’ que se parece al resto de los Android

Y al fin, en BlackBerry han querido ser como los demás. El nuevo Motion es un teléfono con Android que ofrece diferenciación, pero no necesariamente gracias a elementos que afeen el dispositivo o lo conviertan en un ladrillo enorme, sino más bien buscando ofrecer funcionalidades añadidas para el público objetivo de la firma.

En esencia, el BlackBerry Motion es un teléfono Android más, y eso que no siempre nos alegra esta vez sí lo hace. Estamos ante un terminal bien acabado, con un chasis de aluminio y una carcasa trasera de acabado gomoso, similar al teflón y que otorga un tacto interesante a la par que mejora la ergonomía y evita resbalones y manchas de huellas.

Además, se atreven a ofrecer certificación IP67 con resistencia a líquidos y polvo, y todo ello en un teléfono de 155,7 x 75,4 x 8,13 milímetros que, si bien podría haber visto optimizado mejor su frontal, ofrece al fin una construcción de calidad y un tamaño más acorde al mercado.

El diseño es sobrio, elegante, muy del entorno ‘business’ al que se dirige, y el hardware, como veréis, no tiene nada que envidiar a los teléfonos más compensados del panorama Android:

Diferenciación para el entorno corporativo: seguridad y funcionalidad

Los chicos de BlackBerry al fin se han dado cuenta de que no se necesitan demasiados aderezos para destacar, sino sólo hacer bien lo que sabes hacer bien. Así pues, se han puesto manos a la obra para dotar de una gran funcionalidad a su nuevo BlackBerry Motion, así como ofrecer detalles orientados al público objetivo de este dispositivo.

Obviamente, y como todo lo que ha hecho BlackBerry en su historia, los entornos corporativos y de negocios es donde mejor se desenvolverá el nuevo Motion, que no sólo ofrece elegancia y calidad de construcción, sino que incorpora también una batería generosa, de 4.000 mAh, y con carga rápida Qualcomm Quick Charge 3.0, pensando en esas jornadas maratonianas de trabajo y/o viajes.

Además, incorpora un botón físico lateral configurable que permite realizar acciones predefinidas de forma rápida, y por si todo esto parece poco, suma la suite de seguridad DTEK de BlackBerry para ofrecer privacidad y seguridad máxima en las comunicaciones.

No sólo eso, pues el nuevo Motion también puede cifrar el disco completo con tecnología estándar FIPS 140-2. Sin duda, un smartphone Android que sabe bien a quien quiere tener contento.

Pero… ¿es lo que necesita BlackBerry para un renacimiento?

Pues bien, es complicado resolver esta pregunta ahora mismo, aunque nos repetimos si os confirmamos que lo nuevo de BlackBerry nos gusta. Al menos, supone un riesgo para la estrategia habitual de la compañía, y no puedes esperar resultados diferentes si continúas haciendo siempre lo mismo.

Esta vez han querido ofrecer lo que busca el mercado, que es un tamaño manejable y una gran pantalla, sumando además posibilidades extendidas para no olvidarse de sus clientes más habituales ni tampoco del entorno que siempre han dominado, el de los negocios.

Su gran batería y un hardware solvente pero contenido le dan un punto más a favor, ya que permiten a los canadienses vender el dispositivo a un precio más que atractivo: 460 dólares, 499 euros ó 8.560 pesos mexicanos, precios aproximados según cambios de divisas actuales.

Sin duda, se trata de un acercamiento de BlackBerry a las necesidades marcadas por el propio mercado y por los propios usuarios, aunque ello implique renunciar a una seña de identidad como el teclado físico completo. ¿Acaso no renunció Samsung en su día a las baterías extraíbles?

El primer paso ya está dado, así que veremos si la jugada le sale bien a BlackBerry. La verdad es que, cuando menos, los norteamericanos han sido valientes y eso es de agradecer. Esperemos poder tocar al nuevo Motion para traeros de primera mano nuestras impresiones.

Comparte este artículo en: