Somos geneticamente perezosos, según estudio.

Comparte este artículo en:

Fuente: Muy Interesante y ecualink

Un estudio realizado en la Universidad McMaster (Canadá), descubrió que la falta de dos genes que controlan la actividad de la proteína AMPK pueden volverte perezoso, luego de las pruebas realizadas en ratones indican que por naturaleza les gusta correr pero si pierden estos dos genes sus carreras se vuelven cortas.

Gregory Steinberg, coautor del trabajo explica que Cuando practicamos deporte regularmente aumentan el número de mitocondrias en los músculos, mientras que si no hacemos ejercicio la concentración de estos componentes de las células se reduce”, aclara Steinberg, que añade que con este estudio han descubierto que es la enzima AMPK la que regula esta producción.
Comparte este artículo en: