Salvado por un beso joven chino de 16 años que pretendía suicidarse

Comparte este artículo en:

Los besos están ahí fuera. Primero el de los jóvenes que parecían besarse en medio de los violentos enfrentamientos en Vancouver y ahora otro mucho más vital.

 

Este viernes ha dado la vuelta al mundo otro beso también de película. El que ha recibido un joven chino de 16 años que pretendía suicidarse saltando de un puente y que finalmente le ha salvado la vida.
Una desconocida que pasaba por la zona, pidió a las autoridades presentes que la dejaran pasar haciéndoles creer que era su novia. Sin embargo, no se conocían de nada. Eso no importaba. Primero hablaron. Después, ella lo besó.

Sin duda, la mejor manera de dejarlo lo suficientemente patralizado para que los bombreos llegaran a tiempo de ponerlo a salvo sin que llegara a ejecutar su idea inicial.

Comparte este artículo en: