Por qué Jeff Bezos, el presidente de Amazon será el próximo Steve Jobs

Comparte este artículo en:

(CNN) — Con el fallecimiento de Steve Jobs a principios de este mes, la industria de la tecnología perdió a uno de sus iconos más venerados. Entonces, ¿a quién recurrirá la industria en busca de inspiración ahora que Jobs se ha ido?

El nuevo presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, mantendrá el negocio avanzando, pero es poco probable que inspire el mismo tipo de devoción que Jobs. El líder de Facebook, Mark Zuckerberg, tiene carisma, pero él y su empresa son todavía demasiado jóvenes e inexpertos. En Google, Larry Page es demasiado torpe y Eric Schmidt es demasiado pulido, y muchos productos recientes de la firma están inacabados.

Pero hay un líder tecnológico que podría ponerse el saco: Jeff Bezos de Amazon.

Bezos dirige su negocio de la misma manera en que Steve Jobs lo hizo con el suyo: con un enfoque incansable en el valor a largo plazo por sobre los beneficios a corto plazo, y con la voluntad de hacer apuestas grandes en nuevas áreas aparentemente no relacionadas.

Steve Jobs desvió a Apple de las computadoras personales a la música con el iPod, y luego hacia los teléfonos móviles con el iPhone. Funcionó, y convirtió a Apple en la empresa de tecnología más grande y rica en el mundo.

Jeff Bezos está haciendo lo mismo en Amazon.

Hace unos cinco años, Amazon se dio cuenta que había muchas cosas en sus centros de datos que solo eran utilizados durante la temporada de vacaciones. Así que empezó a rentar parte de esa capacidad a otras empresas. Ahora, cientos de empresas de internet de alto perfil, incluyendo grandes nombres como Foursquare y Yelp, manejan sus negocios en Amazon Web Services.

De alguna manera, una librería en línea se convirtió en el proveedor más importante de computación en la nube; un término elegante para designar el hospedaje de los servicios en línea de otras empresas.

En 2007, Amazon lanzó su lector electrónico Kindle. El producto avanzó lentamente durante un par de años, y luego comenzó a despegar en 2010 con la tercera generación.

Pero el mes próximo Amazon lanzará el Kindle Fire, una versión en color que se parece más a una computadora tableta: con una tienda de aplicaciones, música, videos, y un nuevo tipo de navegador web diseñado para cargar las páginas más rápido. Y lo venderá por 199 dólares, un precio mucho menor al de la iPad de Apple. No sorprendería que Amazon tuviera que fabricar millones más de lo previsto para satisfacer la demanda.

De alguna manera, una librería en línea podría convertirse en uno de los jugadores dominantes en el sector de la computación en tableta.

Bezos no sólo se parece a Jobs en las prácticas de su negocio. También comparte muchos de sus rasgos personales.

Es un fanático del control

El ingeniero de Google Steve Yegge, que anteriormente trabajó en Amazon, accidentalmente publicó una nota criticando a su empleador actual y alabando a Amazon y Bezos. (Se suponía que el mensaje sólo sería leído por Google). Decía que Bezos era un gestor adicto al control que “hacía que los monstruos controladores normales parecieran hippies drogados”. Un perfil de 2009 en Portfolio.com indicaba que Bezos quería saber los detalles de cada contrato firmado en Amazon y tenía que aprobar cada cita suya en los comunicados de prensa.

No le gusta que le lleven la contra

Bezos dice a menudo que los empleados tienen suerte de trabajar en Amazon y deja notas adhesivas para recordarles quién manda si no están de acuerdo con él, según Yegge.

Tiene inteligencia de otro mundo

En una publicación de seguimiento, Yegge explicó que Bezos era tan inteligente que sólo podías impresionarlo en las presentaciones si omitías el tercer párrafo para mantener su cerebro ocupado; y aún así, él averiguaba que habías omitido algo. “La gente como Jeff es considerada como una especie de extraterrestres superinteligentes con un interés secundario en los asuntos humanos”.

Siempre quiso cambiar el mundo

De acuerdo con un perfil de 1999 en Wired, una novia de preparatoria dijo que Bezos quería ganar dinero desde una edad temprana, pero no para ser rico, sino para cambiar el futuro.

Está obsesionado con el secretismo

Algunas empresas están llenas de fugas: Hewlett-Packard no puede mantener un secreto interno aunque sea para salvar su vida, y los productos de Google y Facebook son filtrados todo el tiempo. La prensa tecnológica publica todo tipo de rumores acerca de Apple, pero la mayoría de ellos resultan ser erróneos debido a que la empresa pone un gran énfasis en el secretismo. Pero Amazon es mucho más reservada que Apple.

Nació en circunstancias difíciles

Jobs nació de una madre joven, en una relación fuera del matrimonio y fue dado en adopción. Bezos nació de una madre adolescente cuyo matrimonio con su padre biológico duró poco más de un año. (Bezos tiene el apellido de su padre adoptivo y lo considera su verdadero padre, al igual que Jobs considera a sus padres adoptivos como sus verdaderos padres.)

Sin duda, hay algunas diferencias importantes entre los dos hombres.

Jobs abandonó su liberal universidad de artes Reed College y haraganeó durante unos cuantos años antes de decidir qué hacer con su vida, Bezos se graduó de Princeton y fue directamente a trabajar en Wall Street. Jobs era un poco parecido a los hippies de California, practicaba el budismo y probó remedios naturales para curar su cáncer; Bezos es más un científico de computación clásico, obsesionado con los viajes espaciales y adepto a la mecánica.

Y lo más importante, Amazon aún no ha creado muchos productos que inspiren el tipo de amor que el iPod, el iPhone y la iPad inspiran. No hay fanáticos de Amazon, o al menos están lejos de ser tan obsesionados como los de Apple.

Pero démosle a Bezos otros cinco años y un poco más de áreas de productos nuevos, y eso podría cambiar.

Fuente:CNNMexico

Comparte este artículo en: