La tecnología puede enfermar espalda, brazos, manos, ojos y oídos

Comparte este artículo en:

La tecnología facilita la vida de muchas maneras. Pero, casi de manera imperceptible, puede acarrear problemas en los brazos, la pérdida de sensibilidad en las manos o zumbidos en los oídos, hasta que es muy tarde.

Desde la masificación de los televisores, computadoras, celulares y tabletas, los médicos han notado un incremento de las patologías causadas por el uso excesivo o incorrecto de estos dispositivos.

“Todo el mundo sabe que no se debe ver televisión desde la cama porque está vinculado con lumbalgia y cervicalgia (dolor en cuello y espalda)”, dice el traumatólogo Carlos Sánchez del Centro Médico de Caracas. “Pero la gente igual lo hace”.

El especialista recibe hasta 20 personas al mes por problemas causado por mala postura frente a la computadora, síndrome del túnel carpiano (inflamación de los tendones que rodean la muñeca por uso del ratón) o tenosinovitis de Quervain (comprensión de los tendones del pulgar por su uso excesivo en los celulares).

Otros problemas se prestan a confusión. Las atrofias en los oídos, producto de ruidos altos y constantes (a más de 80 decibeles cuando lo aconsejable es 60), son ignoradas porque no causan dolor, sino un pitido o tapones en los oídos

Las tabletas pueden causar codo de tenista y codo de golfista (epicondilitis y epitrocleitis, respectivamente), dos patologías producto de la flexión y estiramiento del brazo, causando inflamación en los músculos que van desde el hombro hasta la muñeca.

Mientras que el sobrepeso y la obesidad ya se consideran un problema de salud pública. Los más propensos son los jóvenes, pues pasan de estar gran parte del día sentados en un pupitre, a hacer luego las tareas frente a una computadora y dedicar su tiempo libre a ver televisión o jugar videojuegos.

“Veo con preocupación que la obesidad afecta cada vez más a niños de entre cuatro y siete años de edad”, relata la pediatra Lila Vega del Urológico de San Román. “Los niños no deben pasar más de dos horas de ocio frente a una pantalla”.

Riesgo al volante

Se sabe que utilizar el celular cuando se maneja es peligroso. Aún así, las cifras de accidentes por distracciones en las carreteras siguen aumentando.

Según Sánchez, uno de cada cinco accidentes se relaciona con el celular. Algunos son solo choques; otros terminan en fracturas, amputaciones o malformaciones de por vida.

“No solo se pone en peligro la salud, sino también la vida”, concluye el especialista.

El Universal

Comparte este artículo en:

La tecnología puede enfermar espalda, brazos, manos, ojos y oídos

Comparte este artículo en:

La tecnología facilita la vida de muchas maneras. Pero, casi de manera imperceptible, puede acarrear problemas en los brazos, la pérdida de sensibilidad en las manos o zumbidos en los oídos, hasta que es muy tarde.

Desde la masificación de los televisores, computadoras, celulares y tabletas, los médicos han notado un incremento de las patologías causadas por el uso excesivo o incorrecto de estos dispositivos.

“Todo el mundo sabe que no se debe ver televisión desde la cama porque está vinculado con lumbalgia y cervicalgia (dolor en cuello y espalda)”, dice el traumatólogo Carlos Sánchez del Centro Médico de Caracas. “Pero la gente igual lo hace”.

El especialista recibe hasta 20 personas al mes por problemas causado por mala postura frente a la computadora, síndrome del túnel carpiano (inflamación de los tendones que rodean la muñeca por uso del ratón) o tenosinovitis de Quervain (comprensión de los tendones del pulgar por su uso excesivo en los celulares).

Otros problemas se prestan a confusión. Las atrofias en los oídos, producto de ruidos altos y constantes (a más de 80 decibeles cuando lo aconsejable es 60), son ignoradas porque no causan dolor, sino un pitido o tapones en los oídos

Las tabletas pueden causar codo de tenista y codo de golfista (epicondilitis y epitrocleitis, respectivamente), dos patologías producto de la flexión y estiramiento del brazo, causando inflamación en los músculos que van desde el hombro hasta la muñeca.

Mientras que el sobrepeso y la obesidad ya se consideran un problema de salud pública. Los más propensos son los jóvenes, pues pasan de estar gran parte del día sentados en un pupitre, a hacer luego las tareas frente a una computadora y dedicar su tiempo libre a ver televisión o jugar videojuegos.

“Veo con preocupación que la obesidad afecta cada vez más a niños de entre cuatro y siete años de edad”, relata la pediatra Lila Vega del Urológico de San Román. “Los niños no deben pasar más de dos horas de ocio frente a una pantalla”.

Riesgo al volante

Se sabe que utilizar el celular cuando se maneja es peligroso. Aún así, las cifras de accidentes por distracciones en las carreteras siguen aumentando.

Según Sánchez, uno de cada cinco accidentes se relaciona con el celular. Algunos son solo choques; otros terminan en fracturas, amputaciones o malformaciones de por vida.

“No solo se pone en peligro la salud, sino también la vida”, concluye el especialista.

El Universal

Comparte este artículo en: