CEO de Twitter promete nuevas herramientas

Comparte este artículo en:

Twit­ter lan­za­rá pron­to una nueva he­rra­mien­ta para que los usua­rios es­co­jan y pu­bli­quen tuits se­lec­cio­na­dos, lo que re­fle­ja el com­pro­mi­so de la com­pa­ñía para ser una pla­ta­for­ma neu­tral e in­ter­ac­ti­va, dijo Dick Cos­to­lo, el CEO de la red so­cial.

La nueva he­rra­mien­ta per­mi­ti­rá a los usua­rios, in­clu­yen­do a los pe­rio­dis­tas, se­lec­cio­nar y mos­trar tuits como com­ple­men­to para las no­ti­cias.

“Hemos sa­bi­do que en los even­tos que ocu­rren en el mundo real, la ex­pe­rien­cia com­par­ti­da se rea­li­za en Twit­ter”, dijo du­ran­te una con­fe­ren­cia de la On­li­ne News As­so­cia­tion en San Fran­cis­co, Ca­li­for­nia, en Es­ta­dos Uni­dos. “Que­re­mos ofre­cer la ca­pa­ci­dad de con­ser­var esos even­tos”.

Du­ran­te su po­nen­cia, Cos­to­lo tam­bién des­min­tió los ru­mo­res sobre que Twit­ter quie­re con­ver­tir­se en una com­pa­ñía tra­di­cio­nal de me­dios. Sin em­bar­go, dijo que sí se tomó la de­ci­sión de tener más con­trol de los tuits luego de que la com­pa­ñía se dio cuen­ta de que había in­ver­ti­do re­cur­sos sig­ni­fi­ca­ti­vos en su ser­vi­cio y otras com­pa­ñías es­ta­ban ob­te­nien­do di­ne­ro sin agre­gar nada.

“No­so­tros es­tá­ba­mos gas­tan­do mucho di­ne­ro eli­mi­nan­do cuen­tas fal­sas y me­jo­ran­do la ex­pe­rien­cia de Twit­ter”, dijo Cos­to­lo, “pero otros usua­rios to­da­vía te­nían mu­chas op­cio­nes para ele­gir su ex­pe­rien­cia”.

La com­pa­ñía pro­me­tió des­blo­quear el po­ten­cial in­ter­ac­ti­vo de Twit­ter una vez que re­cu­pe­re el con­trol sobre cómo los usua­rios en­tran a la red so­cial en las compu­tado­ras de es­cri­to­rio y dis­po­si­ti­vos mó­vi­les.

Los usua­rios po­drán ver cajas con los tuits, co­no­ci­dos como car­tas, que in­clui­rán ca­rac­te­rís­ti­cas que no se verán nada cómo los men­sa­jes de 140 ca­rac­te­res.

Uno de los ejem­plos men­cio­na­dos por Cos­to­lo con­sis­te en cajas con los re­sul­ta­dos en vivo de los par­ti­dos del bas­quet­bol den­tro de un tuit.

Re­fe­ren­cia: Reuters

Comparte este artículo en: