BlackBerry se cuela entre Samsung y Apple en el cifrado de comunicaciones para Estados Unidos

Comparte este artículo en:

Parece que BlackBerry comienza a levantar cabeza después de unos años bastante complicados. De ser uno de los referentes mundiales del segmento smartphone y soluciones de comunicación y productividad empresarial con un sistema operativo propio bastante sólido, a convertirse en una empresa minoritaria de “la que nadie habla”.

Pero como dije, esos tiempos parecen haber pasado para los canadienses, que han obtenido luz verde para vender herramientas de encriptado de llamadas y mensajes de texto para el gobierno federal de los Estados Unidos. Concretamente ese permiso ha sido expedido por la famosa Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

La compañía ha declarado que ha obtenido la certificación de parte de la National Information Assurance Partnership (NIAP) perteneciente a la propia NSA, que revisa los productos tecnológicos para ver si cumplen con los estándares de seguridad requeridos por el gobierno.

La NIAP también ha respaldado a rivales directos de BlackBerry en este segmento, como Apple y Samsung. Y es que el temor de las escuchas en las comunicaciones gubernamentales por parte de terceros ha aumentado considerablemente en los últimos tiempo. Más aun desde la interceptación de una llamada telefónica no cifrada entre un alto funcionario del Departamento de Estado del país norteamericano y el embajador estadounidense en Ucrania.

Las herramientas proporcionadas por BlackBerry se basan en la tecnología Secusmart, que adquirieron los canadienses en 2014 después del escándalo de las escuchas del gobierno estadounidense a Angela Merkel, entre otros mandatarios europeos. Lejos de dejarles fuera de juego, han seguido colaborando con el gobierno alemán y ya es su cliente más grande a nivel mundial.

Uno de los motivos para incluirla en la lista ha sido que su aplicación para entornos gubernamentales Secusuite es compatible con los sistemas operativos iOS, Android y BlackBerry 10, tanto en redes móviles como en redes WiFi.

Comparte este artículo en: