Baterías de alta capacidad y carga ultrarrápida en camino

Comparte este artículo en:

¿Cansado de tener que cargar la batería de tu teléfono todos los días? Lejos ha quedado ya el tiempo en el que la batería de un teléfono nos duraba una semana. El salto a los teléfonos inteligentes conllevó un cambio en nuestra rutina puesto que raro es el día que no nos toque poner a cargar nuestro terminal. Por suerte esto cambiará en pocos años gracias al estudio de nuevas baterías de alta capacidad desarrollado por la University of Southern California.

Uno de los grandes lastres que arrastramos todavía en el mercado de los dispositivos móviles es laduración de las baterías. El problema puede atacarse desde dos frentes: mejorar el consumo de los dispositivos o bien desarrollar nuevas baterías que permitan un mayor almacenamiento de energía. La eficiencia energética de los chips ha ido mejorando con el paso de los años aunque a cambio hemos desarrollado pantallas más grandes y luminosas que contrarrestan en parte estos avances. No obstante las baterías de alta capacidad no sirven de nada si a cambio necesitamos más tiempo para completar una carga.

Y es ahí precisamente donde entra en juego la University of Southern California, desarrollando el diseño de unas nuevas baterías de alta capacidad y carga más rápida gracias al uso de nanopartículas porosas de silicio. Los investigadores llevaban un tiempo queriendo usar silicio en baterías al ser un material muy abundante y con gran capacidad. El problema residía en que las láminas de silicio se rompían a los pocos ciclos de carga debido a las tensiones sufridas por el material al dilatarse y contraerse.

Sin embargo el uso de nanopartículas porosas de silicio consigue reducir en gran medida esta tensión interna permitiendo que las láminas de este material sufran un indice de rotura mucho menor y a más largo plazo, lo que permite la viabilidad de la tecnología. Gracias a ello se pueden conseguir baterías de alta capacidad que permitan almacenar hasta el triple de energía que las convencionales y cargarse en alrededor de 10 minutos además de contar con una mayor resistencia al desgaste que sus homologas de grafito, pudiendo llegar hasta los 2000 ciclos de carga.

Este nuevo diseño de baterías de alta capacidad ha sido patentado de manera temporal por la University of Southern California y se espera que llegue al mercado en periodo de tiempo de dos a tres años. Las baterías de alta capacidad resultantes podrán ser empleadas en multitud de diferentes dispositivos como ordenadores portátiles y teléfonos pero muy posiblemente sean los vehículos eléctricos los que más beneficiados puedan salir con este tipo de baterías de alta capacidad al permitir extender su autonomía mientras que nos obliga a estar menos tiempo detenidos junto al enchufe antes de poder continuar nuestro viaje.


Comparte este artículo en: