¡Atención fanáticos de la tecnología! Uso excesivo de tabletas causa nuevo síndrome

Comparte este artículo en:

Son ligeras, prácticas y versátiles, pero no exentas de riesgos para la salud. Las tabletas tientan a más de una persona a permanecer conectada a ellas por más tiempo del recomendado. Su uso excesivo ha repercutido en la aparición de nuevas afecciones cervicales que ya se conocen como un nuevo síndrome.

Cada vez hay más personas que acuden a especialistas que confirman que la causa de dolencias en el cuello, los brazos o las muñecas está relacionada con el empleo por tiempo prolongado de esta herramienta tecnológica.

Luis Arturo Gutiérrez-González, reumatólogo de la unidad de Medicina Interna y Reumatología de la Clínica El Ávila, señala que las consultas van cobrando auge a medida que se incrementa el uso de este tipo de equipos.

“No existen estudios de prevalencia e incidencia en Venezuela, pues el síndrome de las tabletas es una nueva enfermedad. Aunque no todos tienen acceso a los avances tecnológicos, la consulta por cervicalgia se ha incrementado en los últimos dos años por el abuso de este implemento”, afirmó.

Indicó que el síndrome de las tabletas puede estar asociado al síndrome de constricción cervical que causa contracturas en el cuello. También a la espondilosis cervical, o desgaste de la columna vertebral, problemas en los músculos encargados de mantener la cohesión entre las vértebras y disminución de la sensibilidad.

El médico recalcó la necesidad de habituarse al uso de las tabletas por períodos alternos no superiores a los 20 minutos. Los usuarios deben sentarse con la vista frente al computador, que debe estar instalado en un soporte especial que permita su fijación a una mesa.

Un estudio conjunto del departamento de Salud Ambiental de la Universidad de Harvard, Microsoft Corporation y el Brigham and Women’s Hospital evaluó el comportamiento de 15 usuarios de tabletas con diferentes soportes. Los resultados confirmaron que quienes hicieron uso incorrecto del dispositivo presentaron molestias en el cuello y los hombros. Sólo los que conservaron la tableta sobre una mesa y evitaron la inclinación exagerada de la cabeza se acercaron a una postura normal de la columna. El trabajo propone el diseño de recomendaciones de ergonomía para evitar futuras lesiones.

El traumatólogo Alberto Urquiola también insiste en la necesidad de moderar el tiempo de uso de los dispositivos para evitar daños físicos.

“El uso repetitivo y excesivo de los mismos miembros daña partes blandas y partes óseas. Las manos, por ejemplo, deben colocarse de forma intermedia, que no tengan extensión completa. La mayoría de las veces se usa un solo dedo, el pulgar o el índice para manejar las tabletas. Los recomendable es la movilización de todos los dedos”, señaló.

Otros daños

El uso prolongado de las tabletas no sólo causa problemas en la columna y miembros superiores, también está relacionado con los trastornos del sueño.
Investigadores del Instituto Politécnico Rensselaer de Nueva York, en Estados Unidos, expusieron a 13 personas a la luz emitida por tabletas por 2 horas continuas. El estudio concluyó que la luz suprimió en 22% los niveles de la melatonina, la hormona que regula el sueño.

“Para producir luz blanca, estos aparatos electrónicos deben emitir luz en cortos intervalos, lo que los convierte en fuentes potenciales de supresión o ralentización de los niveles de melatonina en la noche. Esto es más preocupante en los adolescentes ya que tienden a ser como búhos nocturnos”, explicó Brittany Wood, miembro del equipo de investigadores.

Las pruebas también indicaron que 95% de los usuarios encuestados usaban las tabletas una hora antes de dormir. La mitad admitió que luego tuvo problemas para conciliar el sueño.

El grupo de investigadores recomendó a los usuarios disminuir el uso de los dispositivos durante la noche para evitar la afectación de los niveles de melatonina.

El Nacional

Comparte este artículo en: